Emboscada en desierto egipcio deja 30 policías muertos

Milicianos armados mataron al menos a 30 policías en un tiroteo durante una redada en un presunto escondite de milicianos en el desierto occidental de Egipto, dijeron el viernes fuentes de seguridad.

Varios presuntos militantes también murieron y las fuerzas de seguridad están peinando el área, dijo un comunicado del Ministerio del Interior.

Emboscada en desierto egipcio deja 30 policias muertos
Las fuerzas de seguridad egipcias luchan contra una insurgencia en el desierto occidental del país.Reuters

Egipto se enfrenta a una insurgencia islamista concentrada en la península del Sinaí de dos grupos principales, incluido un afiliado del Estado Islámico, que ha matado a cientos de miembros de las fuerzas de seguridad desde 2013.

Los militantes islamistas han lanzado varios ataques importantes, el más reciente contra iglesias en El Cairo y otras ciudades con la pérdida de decenas de vidas.

Las fuentes de seguridad dijeron que las autoridades estaban siguiendo una pista hacia un escondite en lo profundo del desierto que albergaba a ocho presuntos miembros de Hasm, un grupo que se ha atribuido varios ataques en la capital contra jueces y policías desde el año pasado.

Un convoy de cuatro SUV y un vehículo del Ministerio del Interior fue emboscado desde un terreno más alto por militantes que dispararon granadas propulsadas por cohetes y detonaron artefactos explosivos, dijo una fuente de alto rango en la Oficina de Seguridad de Giza.

Se esperaba que el número de muertos aumentara, dijeron dos fuentes de seguridad.

Dos fuentes de seguridad dijeron que ocho miembros del personal de seguridad resultaron heridos en los enfrentamientos, mientras que otra fuente dijo que cuatro de los heridos eran policías y otros cuatro presuntos militantes.

Egipto acusa a Hasm de ser el ala militante de los Hermanos Musulmanes, un grupo islamista que proscribió en 2013. Los Hermanos Musulmanes lo niegan.

La insurgencia islamista en la península del Sinaí ha crecido desde que el ejército derrocó al presidente Mohamed Mursi de los Hermanos Musulmanes a mediados de 2013 luego de protestas masivas contra su gobierno.

El grupo militante que organizó la insurgencia prometió lealtad al Estado Islámico en 2014. Se le culpa por la muerte de cientos de soldados y policías y ha comenzado a atacar otras áreas, incluidos los cristianos coptos de Egipto.

Deja un comentario